El término comida “raw” se escucha bastante últimamente sobre todo en el ámbito de la alimentación saludable y nutrición para deportistas. Se trata de un tipo de cocina en la que los alimentos se consumen sin cocinar o con temperatura de cocción inferior a 40 grados. Se utilizan principalmente frutas y verduras o alimentos de origen vegetal en general como semillas, algas y frutos secos.  Los beneficios de la comida “raw” son numerosos pero como todo, no es ninguna panacea y no debemos obsesionarnos. Vamos a aprender un poco más sobre la cocina “raw”.

¿Por qué comida “raw”?

Una alimentación sana y equilibrada es clave para mantener la salud y prevenir enfermedades. Nuestro principal objetivos es ayudarte a cuidar tu salud a través del ejercicio física y la alimentación, más allá de cualquier moda o tendencia del mercado. Por eso, nos parece interesante resaltar los aspectos positivos que este tipo de alimentación puede aportarnos.

Uno de los principales beneficios de la comida “raw” es que los alimentos conservan  la calidad de sus nutrientes y evitamos que pierdan parte de sus propiedades como ocurre cuando los cocinamos con otros métodos de cocción.

Alimentación y Salud

Tanto la alimentación como  el ejercicio físico son pilares fundamentales de un adecuado estado de salud, y están íntimamente relacionados. No podemos concebir uno sin el otro, por eso necesitamos una alimentación que nos proporciones todos aquellos nutrientes que necesitamos para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo tanto en reposo como durante la práctica de ejercicio físico. Una dieta apropiada va a contribuir no sólo a la mejora de nuestro aspecto físico (no lo vamos a negar, es algo que nos interesa a muchos) sino también nos permitirá recuperarnos mejor y más rápido de un entrenamiento intenso, mejorar nuestro rendimiento e incluso prevenir ciertas lesiones.

Beneficios de la comida “raw”

Como mencionábamos al comienzo del post, nosotros nos somos fanáticos de ninguna dieta que se limite a decir qué alimentos comer y cuáles no sino que cogemos los aspectos positivos o enriquecedores de cada una de ellas para ponerlos al servicio de nuestra salud.

Una dieta no se ciñe a lo que diga un papel sino que se traduce en una forma de entender la comida y nuestra relación con ella.

Veamos qué nos aporta de positivo la comida “raw”:

  • aumenta el nivel de concentración
  • previene el aumento de colesterol, alergias y problemas digestivos
  • aporta gran cantidad de antioxidantes
  • contribuye a la pérdida de peso
  • fortalece el sistema inmunitario
  • aumento de energía
  • favorece el desarrollo de la flora bacteriana

Si estáis interesados en saber más sobre la comida raw o queréis aprender a cuidar vuestra alimentación con recetas originales y sencillas podéis descargar aquí nuestro ebook de desayunos saludables. Además podréis participar de nuestro próximo taller teórico-práctico de comida “raw” el día Jueves 5 de Octubre en nuestro centro de entrenamiento. Muy importante apuntarte si estás interesad@ porque las plazas son limitadas!

 

Deja un comentario